{upcenter}
{upright}

 

Este artículo fue publicado en la "revista virtual" Quinta Dimensión (www.quintadimension.com)

"ORA:CLE" : UN MUNDO POSIBLE

Por Jorge Oscar Rossi

(basado en una historia casi real)

 

Es el verano en el hemisferio austral. Me cocino, al calor de 46 húmedos grados centígrados. El aire acondicionado falla. Después, se corta la energía eléctrica. Solo puedo llorar, pero el agua es vital con un clima tan infernal. Me abstengo de desperdiciar liquido. Maldigo al aire acondicionado, a la empresa que supuestamente me provee la energía eléctrica y, de paso, me acuerdo que no puedo usar la computadora y tengo trabajo atrasado. Medio atontado por el aire caliente que se me pega como un cadáver pútrido y fermentado, mi cerebro enfebrecido empieza a desvariar:

Imagino una sociedad ultrainformatizada (y por ende, dependiente de la informática) cuyos integrantes no pueden salir a la calle para que la vegetación pueda crecer y así disminuir la tasa de anhídrido carbónico del aire. Un planeta de seres condenados a mirar por la ventana, si es que tienen ganas de mirar, porque la mayoría ve el mundo a través del monitor de su computadora. Estamos en el siglo XXII y la red de bancos de datos ofrece un servicio informativo con anuncios como los siguientes:

"Poco después de la evacuación triunfal de la semana pasada del Gran Pekín, la Directiva Musulmano-Republicana de Seguridad Publica y la Directiva Socio- Técnica de Transportes Públicos han unido nuevamente sus fuerzas, esta vez para trasladar a unos diecisiete millones de floridanos fuera del alcance del Huracán Dora, que según las predicciones será el más devastador de toda la historia."

"Un incendio de origen no determinado barrió a primera hora de esta mañana toda una calle de Manhattan, matando a seis personas, hiriendo a doscientas siete y liberando en la atmósfera diecisiete toneladas de CO2."

"A petición de la Dirección Democratico-Social, los investigadores de la Coalición han aceptado efectuar una encuesta sobre las causas de la desastrosa catástrofe informática de ayer en Wichita, y efectuar recomendaciones para una reconfiguración del sistema"

"Un observatorio robot del Todai/MIT que orbita a gran altura en torno a Plutón ha informado hoy que una aeronave Dac, siguiendo una trayectoria que debe conducirla al punto L5, ha penetrado en el sistema solar; será la sexta astronave Dac que se estaciona aquí desde el Alto el Fuego Unilateral, y la segunda en el último año."

¡Paremos un momento con la imaginación!, ordeno, y a continuación, pregunto: ¿Que son los Dacs?

Respuesta: Una raza extraterrestre contra la cual la Tierra libró una guerra. Al parecer, las cosas no nos fueron muy bien y decidimos rendirnos, declarando un Alto el Fuego. Los Dacs no invaden nuestro planeta. Solo lo vigilan, estacionando algunas naves en orbita y no permitiendo la navegación aérea más que por determinados "corredores". Además, a los dacs parece divertirles cazar seres humanos, como un deporte quizás, así que resulta muy peligroso asomarse siquiera al balcón de casa.

El calor...las cosas que me produce...

¡Un momento!, vuelvo a ordenar: ¿Quien es el autor de esta insana fantasía?

Respuesta: El señor Kevin O' Donnell. Además, le dio forma de novela y le puso un titulo: ORA:CLE.

Me olvidaba...con ella ganó el premio Mannesmann Tally de 1987. Se trata de un premio que se otorga a la mejor obra de genero fantástico cuyo tema central gire en torno de las herramientas informáticas.

(Mi parte erudita no puede evitar ser muy pedante)...

...el tiempo pasa como un lento río de caldo espeso y caliente...

¡Volvió la luz!

¡Se desató una tormenta!

¡Bajó la temperatura!

¡Soy humano otra vez!

Entonces dejemos que mi parte erudita asuma el control y hagamos parte del trabajo atrasado:

EL HIJO DE O´DONNELL

Kevin O' Donnell, Jr. nació el 29 de noviembre de 1950, en Cleveland, Ohio, hijo, obviamente, de Kevin O' Donnell y, menos obviamente, de Margaret Anne O´Donnell. Fue el más grande de ocho niños.

El muchacho creció en un suburbio de Cleveland. Después de la muerte de su madre en 1965, su padre se volvió a casar, esta vez con Ellen Blydenburgh Patterson. Un año después, papá O´Donnell consiguió un trabajo en Seúl, Corea, donde se radicó con la familia por cuatro años.

Kevin estudió y se graduó en una escuela para extranjeros de Seúl en junio de 1968. Luego fue a la universidad de Yale , en donde, entre otras cosas, leyó mucha ciencia ficción y comenzó a escribir algo de ella. Recibió su licenciatura en estudios sobre historia, lengua y cultura china en 1972 y continuó su formación académica en Hong Kong y Taiwán. Vendió su primer cuento de CF a la revista ANALOG Science Fiction en enero de 1973 y el segundo, también a ANALOG, el año siguiente.

En mayo de 1974, volvió a Estados Unidos y se estableció en New Haven, Connecticut. Ese mismo año se casó con Lillian Kia Chou (" Kim ") Tchang, una chino-americana que él había conocido en Yale. O' Donnell y Tchang se mudaron a Philadelphia en septiembre de 1983 para que ella pudiera obtener su Master en Wharton School of Business. En junio de 1985 se radicaron en Campbell, California y Tchang comenzó a trabajar para la Hewlett-Packard.

Al principio de su carrera, O´ Donnell escribió solamente historias cortas mientras que trabajaba en varias ocupaciones part-time. A finales de 1976, comenzó su primera novela de ciencia ficción, que Bantam Books compró en noviembre de 1977 y publicó con el nombre de "Bander Snatch" en junio de 1979.

O' Donnell es un jardinero experto, apasionado por los bonsai y las plantas ornamentales. Otro tema que lo fascina es el de las telecomunicaciones.

En cuanto a ORA:CLE, fue publicada por Berkley Books en agosto de 1984. En español, Ultramar Editores la publicó en 1987, traducida por Domingo Santos.

Una de las características más inquietantes de esta obra es que las noticias que arriba transcribimos no son más que hechos cotidianos, cosas rutinarias en el mundo imaginado por O´Donnell.

La acción se dispara cuando el protagonista de la novela mata a un dac y luego de eso, lo quieren asesinar, por motivos que no pienso contarles.

Ya que mencionamos al protagonista, es hora de que lo presentemos:

Se llama Ael Elochenta Aefachesce Enefefseis, (Ael, para los amigos). Es un hombre de treinta y pico de años, experto en historia china, fanático de los bonsais y que vive con su mujer, quien se dedica a los negocios, en un edificio de departamentos ubicado en New Haven.

¿Les suena autobiográfico?

Ael no es ningún héroe ni mucho menos. Es un tipo bastante común. Su única particularidad es ser un "seeley", alguien con un microchip implantado un poco arriba de su oído derecho, dentro del cráneo ,que le permite conectarse "inalámbricamente" con ORA:CLE, a través de una sofisticada interface llamada el Oráculo.

¿ORA:CLE?

ORA:CLE significa OPINIONES, RACIONALIZACIONES, ASESORAMIENTOS: CONSEJEROS POR LAZO ELECTRONICO. Ael es un consejero especializado en Asia Oriental, periodo 1500-2000 DC que cobra por responder cuestiones relativas a ese lugar y época.

Ya mencionamos una de las características esenciales de esta sociedad: La inmensa mayoría de la gente no sale a la calle. Trabajan y viven en sus casas, conectados por una inmensa red de computadoras y bases de datos. El único transporte es aéreo y está controlado por la Coalición, el gobierno mundial. El gobierno dice que es muy costoso el transporte aéreo de miles de millones de personas (es un mundo hiperpoblado), y por eso se adoptó la solución más drástica: Nadie sale. La ecología de la Tierra esta alterada. La atmósfera esta saturada de anhídrido carbónico. El "efecto invernadero" llegó a su punto culminante. Los científicos determinaron que solo reforestando el planeta se podía revertir la situación. El transporte de sustancias inorgánicas se hace a través de masitransmisores, es decir transmisores de materia al estilo Star Trek, (con la diferencia de que no pueden transmitir materia orgánica). Si uno compre una mesa, por ejemplo, se la "masitransmiten". Si uno compra una planta, o comida, se la mandan vía aérea y el costo de esa mercadería es mucho más alto. Prácticamente toda la novela transcurre en el hogar de Ael.

Por supuesto, por más prohibiciones, hay gente que anda por la calle, pero son una minoría marginal. Apenas son mencionados en la novela. No tienen mayor peso en esta sociedad hipertecnologica. Los "callejeros" andan con arcos, flechas y piedras y a veces quieren saquear los edificios de departamentos, pero son repelidos por los robots policias. Son los excluidos del sistema. Solo se actúa sobre ellos cuando molestan. No sé si les suena familiar.

"En la practica, confiar en algo electrónico es un juego de azar", dice el protagonista y eso suena tan cierto como terrible en una sociedad absolutamente dependiente de una tecnología inestable, donde cuando las maquinas fallan (y siempre alguna falla) se producen contratiempos o catástrofes. Los habitantes de esta Tierra del siglo XXII padecen esta tecnología a diario, pero no pueden vivir sin ella. Si se les corta la energía eléctrica pueden llegar morir, sofocados por el calor en sus casas con vidrios herméticamente sellados, o quedarse sin agua o, simplemente, no poder trabajar.

(Pobre gente, no sé como hacen para vivir)

Justamente, la dependencia casi total de una tecnología inestable (es decir, poco confiable) es una de las tesis centrales de esta novela. El aislamiento y la perdida de la identidad es la otra. Esta gente está poco acostumbrada a ver a otros humanos "en persona", ocasionalmente tratan con algún vecino del mismo edificio o con un funcionario público, pero la inmensa mayoría de sus relaciones se hacen a través del monitor o por la holovisión. Los trabajos manuales como reparar un edificio o atender a un herido se hacen por medio de maquinas robots dirigidas en forma remota por empleados humanos. Tocarse con un extraño es algo extraordinario. Los nombres son reemplazados por códigos de identificación. Si ese código es quitado de los bancos de datos oficiales, uno no existe, directamente.

Otro de los aspectos centrales de este claustrofóbico y opresivo relato es la relación con los dacs. La humanidad de estos tiempos es una raza muy prudente. Precisamente, "no olvide ser prudente" es la formula de rigor que se usa al despedirse. Y hay que ser prudente. Hay que ser prudente con la poco confiable tecnología, con el gobierno y con los dacs. Hay que ser prudente porque las paredes oyen, literalmente.

Es evidente que O´Donnell no pretendió hacer futurología. Solo se planteó adonde iremos a parar si seguimos arruinando el clima y si continuamos aumentando nuestra dependencia con un conjunto de tecnologías cuyo nivel de mantenimiento va muy por atrás de su grado de desarrollo.

Podrán decir que abordó un tema trillado, es cierto, pero lo hizo con maestría. Todas las peripecias del pobre Ael tienen como telón de fondo una excelente descripción de esa sociedad alienada y agobiada por la tecnología, el clima, los dacs y la falta de privacidad. O´Donnell nos muestra su cultura, sus costumbres y su política, poniéndose en la postura de un narrador desapasionado, aunque un tanto irónico. Cada capitulo es precedido por "LAS DIEZ PRINCIPALES NOTICIAS DE LA ULTIMA HORA", algunas de las cuales transcribimos más arriba, cuya "puesta al día ha sido proporcionada como un servicio publico por todas las compañías de gestión de datos que participan en el BANKINF/MR, una base de datos de noticias organizada y supervisada por la Directiva Musulmano-Republicana de Información Pública."

Veamos lo que dicen algunos de los personajes, cuando discuten acerca del origen de esta sociedad "globalizada y en red":

"- Lamento aburrirles con un poco de historia, pero aunque la Coalición ha sido encargada con la misión de liberarnos de los dacs, en realidad nació para luchar contra otro problema de alcance mundial: la polución por anhídrido carbónico y el agotamiento del oxigeno. Todos conocemos y soportamos , la solución que impuso: completa repoblación forestal e inmovilización forzada hasta que la biosfera sanara por sí misma. Lo que muy pocos de nosotros sabemos es que esto es una estupidez. Oh, la vegetación es limpia, si, y los bosques están absorbiendo el exceso de CO2, pero había, y hay, una forma mucho más sencilla de luchar contra el problema del oxigeno:..." (suspenso, imagínense ustedes cual es)

Sigamos con la contestación de otro personaje:

"- No es la Coalición la que mantiene a la gente encerrada en sus casas, son los dacs"

Y el primero le responde:

"- Durante los últimos seis años sí, pero durante los noventa y cuatro años anteriores a la llegada de los dacs fue la Coalición. Y ese es el punto que deseo remarcar..., que la Coalición nos robó nuestra libertad de movimientos cuando no tenía por qué hacerlo..."

Si ustedes no se imaginan porqué pueden querido hacer eso los miembros de la Coalición, entonces no se dediquen a la política.

Así que, tenemos un gobierno mundial que controla la versión oficial de la historia y el manejo de todas las bases de datos interconectadas, esenciales para la vida de un mundo hiperpoblado e inmovilizado. Un gobierno formado por muchos y variados partidos políticos. Un gobierno aparentemente democrático salvo...para los temas que importan.

Es cierto, es cierto, es probable que la literatura ciberpunk haya tratado hasta el hartazgo el tema. Por mencionar algo, en 1981, William Gibson había publicado "'Burning Chrome'', (''Quemando Cromo''). En 1984, el mismo año de publicación de ORA:CLE, sale "Neuromante" , tal vez la más famosa de las novelas gibsonianas.

Tanto en ORA:CLE como en la literatura ciberpunk encontramos sistemas de redes informáticas, más o menos protegidas de los ataques de los hackers. En ambas, la vida humana no vale nada. La privacidad, menos aún, si esto es posible. En ambas, las intrigas de poder están a la orden del día. Pero el mundo de ORA:CLE tiene una inquietante fachada de "resignada civilización" que se expresa con el formal "No olvide ser prudente" y que contrasta con la atmósfera decadente, oscura y decididamente corrupta del ciberpunk. Eso la hace más perturbadora, en cierto sentido. Es como ver caminando a un monstruo a plena luz de un día soleado y primaveral, ante la indiferencia generalizada de nuestros congéneres, que siguen su vida normal, como por reflejo condicionado. No estoy desmereciendo al ciberpunk, pero esto es otra cosa, por una cuestión de "clima", diríamos.

ENTONCES, PODRIAMOS CONCLUIR EN QUE...

...ORA:CLE resulta ser una novela de ágil lectura, pero que nos deja pensando. Especialmente cuando alguien, como yo, pasa diez horas por día sentado frente a una computadora, muerto de calor y molesto por el ardor de un par de hombros quemados, pese al protector solar grado 45 que me puse en mis recientes vacaciones.

"Lo que pasa es que con la reducción de la capa de ozono, los rayos ultravioletas son muy intensos. Tiene que protegerse", me dicen, tratando de aconsejarme.

"Si, tiene razón. No olvide ser prudente", les respondo.

Referencia

http://circle.greyware.com/people/Kodjr/bio.htm

(c) Jorge Oscar Rossi, 2001.

MAS RESEÑAS
 
 
 

Me interesa tu opinión. Si querés, mandame un mail
 

 

 

Liter Area Fantástica (c) 2000-2010 Todos los derechos reservados

Webmaster: Jorge Oscar Rossi

mail: jrossi@literareafantastica.com.ar