{upcenter}
{upright}

 

Esta reseña fue publicada en Junio de 1999, en el número 31 de la revista Cuasar, (República Argentina). Trata sobre el libro "Las llaves del aire", de Ursula K. Le Guin.
 

LLAVES QUE ABREN POCAS PUERTAS
 

Esta colección de cuentos de Doña Ursula K. Le Guin se inicia con un ejercicio literario llamado "Las cuatro y media", conformado por ocho minihistorias que tienen en común los nombres de los personajes de cada una de ellas, así como la descripción de algunos lugares donde transcurren. La idea es la siguiente: tómense varios nombres, por ejemplo, Ann, Stephen, Toddie, etc. Luego, en una pequeña historia, hágase que Stephen sea padre de Ann y esta, a su vez, madre de Toddie. En la siguiente, Ann y Toddie son esposos y Stephen es el tío de Ann. Así, explórense un total de ocho variantes de mínimas historias de genero realista. Úsense siempre, o casi siempre, los mismos o parecidos escenarios para ambientar esas distintas historias. Si se hace bien, como lo hizo Doña Ursula, se obtendrá una surrealista sensación de "vidas paralelas". Sin embargo, no deja de ser un simple juego de taller literario, editable tan solo porque quien lo hizo es una autora famosa.
El siguiente cuento, "Las casas del profesor", es la poco divertida historia de un sujeto, el profesor del titulo, y sus puerilmente obsesivas divagaciones acerca de una casa de muñecas que ha estado construyendo por años. Totalmente prescindible.
"Ruby en el 67", en cambio, es un corto pero atractivo relato, referido a la vejez y la decadencia. Esta bien dialogado, ambientado y contado con el tono justo.
El siguiente, "Limberlost", nos lleva a un campamento situado en un bosque estadounidense. Allí, hombres y mujeres participan, por separado en ceremonias que tanto nos recuerdan practicas chamanicas como a la hoy día un poco avejentada New Age. Con todo, la historia es divertida y, en lo formal, esta muy bien escrita.
A continuación, "Las criaturas de mi imaginación", es otro ejercicio literario sobre tres animalitos. Por su escaso interés, solo merece estar en el cuaderno de notas de la autora.
 "Mantengan la posición", es un flor de cuento sobre el aborto y los antiabortistas, muy bien trabajado dentro del género realista y realmente, de lectura recomendada para cualquiera.
El siguiente, "Las cucharillas del sótano", decae en un cuentito pseudofantastico sobre una antigua casa cuya nueva dueña descubre, al cabo de los años, la existencia de desconocidos aposentos habitados por misteriosos huéspedes. Un tema hipertrillado al que aquí no se le agrega nada.
"Un domingo de verano en la costa", probablemente fue escrito un domingo en el que la autora estaba deprimida porque al otro día era lunes. No hay otra explicación.
"Tiempo de sequía", a su vez, nos presenta de manera atractiva un suceso extraño y...se queda ahí. Una pena, porque daba para más.
Con "Ether, OR" la cosa mejora considerablemente. Es una historia contada desde los puntos de vista de varios habitantes de una ciudad que tiene la rara cualidad de desplazarse geográficamente, aunque este es un elemento accesorio en el relato, es decir que el cuento podía funcionar muy bien sin el. Lo central son las historias de vida de los distintos personajes. Realmente muy buena, por estilo narrativo y contenido.
La obra que le da nombre al volumen, "las llaves del aire", fue escrita en 1990 y, situando la acción en un país centroeuropeo imaginario, cuenta las tensiones, miedos y esperanzas que se producen en la transición que va desde la inminente caída de una tiranía agonizante y un incierto futuro donde podría tener lugar el caos de la desorganización o el sometimiento a un nuevo orden imperialista de signo político contrario. En otras palabras, una ficción sobre lo que pasó en Polonia, Rumania, Hungría y otros países de esa zona. Esta muy bien escrita, pero se encuentra temáticamente avejentada a esta altura.
"La novia niña", es una confusa fantasía con reminiscencias mitológicas.
Por su parte, "Subida a la luna" es un relato poéticamente onírico. Onírico porque tiene que ver con los sueños y también porque leerlo produce un poco de somnolencia.
No ocurre lo mismo con "La niña grande de papá", relato de corte fantástico que trata sobre una mujer que no puede dejar de crecer de tamaño. La historia es contada desde el punto de vista de su hermana y resulta verdaderamente entretenida y recomendable. Una vuelta de tuerca sobre el tema.
"Encuentros" es otro ejercicio literario, una distracción, un entretenimiento, un entrenamiento para la autora,  nada más.
Pero enseguida viene "Los ancianos", un soberbio cuento sobre unos hombres- árboles magníficamente escrito y resuelto. Acá, Le Guin  muestra a pleno su talento.
"La mujer sabia" podría resultar agradable a un psicólogo, sobretodo si le gusta el análisis transaccional. Caso contrario, se puede pasar de largo.
Por ultimo, "El furtivo", es un excelente y original  cuento donde la autora nos acerca, desde otro ángulo, a un famosisimo cuento infantil. No tan infantil, en realidad.
Resumiendo, un libro desparejo,  donde algunos buenos y muy buenos relatos conviven en injusto amontonamiento con otros diez trabajos que están absolutamente de más.
 

FICHA BIBLIOGRAFICA:  "LAS LLAVES DEL AIRE", POR URSULA K. LE GUIN, (UNLOCKING THE AIR AND OTHER STORIES, 1996), BARCELONA: EDICIONES MINOTAURO, 1998, 269 P., TRADUCIDO POR ANA QUIJADA. CONTENIDO: LAS CUATRO Y MEDIA. LAS CASAS DEL PROFESOR. RUBY EN EL 67. LIMBERLOST. LAS CRIATURAS DE MI IMAGINACION. MANTENGAN LA POSICION. LAS CUCHARILLAS DEL SOTANO. UN DOMINGO DE VERANO EN LA COSTA. TIEMPO DE SEQUIA. ETHER, OR. LAS LLAVES DEL AIRE. LA NOVIA NIÑA. SUBIDA A LA LUNA. LA NIÑA GRANDE DE PAPA. ENCUENTROS. LOS ANCIANOS. LA MUJER SABIA. EL FURTIVO.
 
 

(c) Jorge Oscar Rossi, 1999.

MAS RESEŅAS
 
 
 

Me interesa tu opinión. Si querés, mandame un mail
 

 

Liter Area Fantástica (c) 2000-2010 Todos los derechos reservados

Webmaster: Jorge Oscar Rossi

mail: jrossi@literareafantastica.com.ar