{upcenter}
{upright}

 

LA GUARIDA DEL GUSANO

 

Hay estudios ocultos que afirmar la existencia de seres cuya subsstancia no es material, tampoco totalmente sutíl, sinó algo indefinido que actuúa en los dos niveles. Este es el caso de los "Gusanos"; ya intuídos por el alucinado y torturado barón Von Juntz. El "Gusano" es una entidad espantosa y gigantesca que establece su guarida en la tierra, en lugares que le son propicios.

Hay estudiosos que afirman que se tratarían de entes de una antigüedad superior varias veces al actual ciclo creativo; muchísimo más antigüos que el Universo, tal cual lo concebimos nosotros.

En algunas tablillas de orígen sumerio se hace referencia a ellos como "La cría de Tiamat". Tiamat, recuérdese, era el cáos, el no ser primigenio y ajeno a toda luz, órden o razón. En el "Necronomicón" puede vérselo bajo la figura de Azathoth, el cáos reptante.

Volviendo a los sumerios. En estas tablillas se describe el procedimiento mágico para impedir que en la cuenca de los ríos Tigris y Eúfrates se instale esta espantosa progenie. Estos oficios religiosos invocan a todos los Dioses Arquetípicos, los Dioses rebeldes que crearon el Universo y lo han creado en cada ciclo. Lamentablemente el rito no está completo, y tampoco se puede decir que sea muy fácil de reproducir en la actualidad.

Es muy probable que el lector acostumbrado a las imágenes de Hollywood, cuando hablo de seres gigantescos y espantosos piense en "Godzilas" con forma de gusano almorzándose a la gente en una ciudad aplastada, pero siento decirles que es peor que eso, esto es mucho más real que todo aquello a lo cual estamos mal acostumbrados a llamar realidad, pues se trata del reino Astral, que es el tablero donde nacen o perecen nuestras jugadas en el mundo pretensiosamente llamado "real".

"El Gusano" es un ente que succiona energía. Se deleita conscientemente (una palabra poco abarcativa para semejante aberración) en consumir a los seres conscientes, debilitarles la voluntad, el pensamiento, ir adomreciéndolos, consumiendo sus vidas, sus sueños y deseos, hasta secarlos y dejarlos como una cáscara vacía resignada a la tumba, sin haber vivido realmente. Solo habiendo transitado por una patética kermese de lugares comunes y rutinas a los cuales llaman vida.

"El Gusano" es eso. Ni más ni menos. Es lo que nos mata y nos hace más débiles.

La progenie maldita de Tiamat tiene predilección por las llanuras formadas por grandes ríos. Esto se debe a que estos ríos que bajan caudalosos y poderosos aportan una gran cantidad de energía astral a sus habitantes, razón por la cual el "Gusano" obtiene así muy buen ganado al cual ordeñar durante siglos y siglos sin que estos se puedan enterar o sentirlo.

Hay culturas sabias que supieron detectar a este ser y neutralizarlo, auyentarlo o incluso matarlo (aunque es difícil pensar en la muerte de aquello que es la muerte misma). Hay cultura viejas y decadentes que no han querido actuar contra la maldita progenie. Pero hay otras culturas nuevas y necias que corren otra suerte muy diferente, son el alimento para "El Gusano". El habitante de estos lugares malditos, se asienta sobre las orillas y vive allí amoldando sus sueños a la llana pesadez del paisaje, creyéndose los más felices y envidiados, los más hermosos e inteligentes, mientras que en verdad sobreviven hundidos en una ciénaga infecta.

Las bellas, felices y brillantes reses van siendo ordeñadas y secadas perfectamente adaptadas a los ideales del "No Ser", recelosos de lo exterior y convencidos de ser el centro del mundo, la envidia de todos, el lugar donde la gente aún vive tranquila y feliz, en familia amparados de la frialdad y corrupción reinante en otras playas.

Cuando al habitantes de estos lugares malditos no se les cumplen sus pequeños sueños por los cuales solo se sentó a esperar, suele reaccionar airado y ofendido echándole la culpa de todo a conspiraciones internacionales, instituciones trasnacionales, invasores, el vecino de al lado o cualquier otra cosa que se le cruce por su cabecita.

Y así siguen y seguirán siendo consumidos sin saber jamás que los come. Solo los más sensibles y abiertos de mente reaccionan a tiempo y huyen despavoridos, pero en no pocos casos la maldición actúa como un virus que se manifiesta con la lejanía, convenciendo a la pobre víctima de que en ningún lugar estaba mejor que en su tierra, con sus afectos, sus costumbres, y lugares. Cuando el pobre tonto vuelve ya es tarde, generalmente se da cuenta que es así, pero ya "El Gusano" se apropió de su voluntad y jamás podrá recuperar la energía suficiente para escapar otra vez. La víctima tratará vanamente de protegerse con el auto engaño pero ya será tarde para todo. Los sueños nunca engañan y entonces noche a noche los que regresaron a la guarida se despiertan sudando frío y gritando:

¡¡PERO QUE PELOTUDO FUI!! ¡¡LA PUTA QUE LO PARIÓ...!!.

 

(c) Alejandro Mariatti,  1998.
 
 (Nota del webmaster para lectores menos avisados: En la República Argentina, país de residencia del autor, la emigración a otros lugares, preferentemente a España, se ha convertido en un autentico deporte nacional. La gente discute afiebradamente hacía donde escapar de la permanente desventura económica...pero muchos de los que se van terminan regresando.)

MAS APOCRIFOS
 
 
 

Me interesa tu opinión, si querés, mandame un mail
   
 

 

 

Liter Area Fantástica (c) 2000-2010 Todos los derechos reservados

Webmaster: Jorge Oscar Rossi

mail: jrossi@literareafantastica.com.ar